Estrategia de guerra

October 16, 2018

 

Con la promoción en medios nacionales, y su réplica en redes sociales y algunos medios locales, de una denuncia realizada contra el Intendente riograndense Gustavo Melella, se dio inicio a un tipo de campaña política desleal y repudiable, traspasando los límites de la disputa electoral.


Resulta casi imposible desvincular la maniobra del escenario político fueguino: hace pocos días se daban a conocer varios sondeos de opinión de fuentes diversas que ubican -todos ellos- al  intendente de Río Grande liderando las preferencias del electorado en la disputa por la Gobernación de la Provincia, guardando un amplio margen respecto de otros candidatos o candidatas, inclusive de la actual Gobernadora Bertone.

 

En la denuncia ampliamente cubierta y promocionada se imputan al intendente varios delitos, los cuales deben ser investigados, esclarecidos y determinados por la justicia, ante la cual fueron formulados.
Sin embargo, el abordaje que se le dio al tema bordea y traspasa los límites de la vulneración de derechos personalísimos que nada tienen que ver con la función desempeñada.

 

Se observa con toda claridad que el objetivo no es la búsqueda de la verdad real de los hechos imputados sino propinar el mayor daño posible a la consideración pública sobre el oponente  mejor valorado por la ciudadanía para representar intereses colectivos en la Provincia.

 

Y en esto tampoco son originales, solo replican estrategias de guerra.
A través de un lenguaje jurídico y con una amplia cobertura mediática, difícil de contrarrestar, intentan destruir  a quien consideran el enemigo.

 

No confrontan ideas porque no pueden explicar las suyas, necesitan ocultarlas y así lo hacen disciplinando en el silencio.

 

Queremos poner en evidencia  el vínculo entre la competencia electoral y la mediatización  múltiple de la denuncia. Ese vínculo posibilitó nacionalizarla y se demuestra en la implementación de financiamiento de campañas de publicidad sistemática en redes sociales.

 

El acusado se ha puesto a disposición de la justicia pero la duda introducida con una cobertura mediática millonaria tiene promotores que cuidadosamente guardan su anonimato, para así intentar  dañar,  porque saben que probablemente la incertidumbre generada no será abordada con la misma intensidad en sus resultados, cuando estos se produzcan. 

 

Sin embargo, lo que quizás no saben, u olvidaron, es que los fueguinos sabemos reconocer las operaciones mediáticas porque somos víctimas frecuentes de ellas; las más recientes fueron a través de las llamadas “veredas calientes” y la permanente denostación a nuestra industria con  la calificación de “ensambladora”.

 

La población de Tierra del Fuego merece saber la verdad, la Justicia debe investigar y determinar si los hechos denunciados se corresponden con lo sucedido, o si constituyen o no delito.

 

Sabemos que los medios son actores políticos, posicionados desde sus intereses, económicos y políticos. 
Por eso, mientras se indaga en los temas que se introducen en la agenda pública se ocultan otros. Y esa es también una decisión política.

 

Mientras los medios de comunicación eligen qué decir,  eligen qué callar.

 

Mientras se discute una causa que debe ser investigada, se silencian acciones políticas, adjudicación de obras, suspensión de obras, pagos de anticipos financieros, endeudamientos escandalosos, vulneración de derechos laborales, ambientales, sociales.

 

Estrategias de guerra. Nada nuevo. 

 

Pueden tener distintas formas, pero el objetivo es el mismo. 

 

Una práctica habitual de los gobiernos de élite política que simula popularidad,  a fuerza de financiamiento.

 

Mientras algunos juegan a la guerra, la ciudadanía espera, observa, duda, piensa y decide.

 

En libertad. A pesar de las operaciones, en contra de ellas.
 

Please reload

Posts Recientes

September 27, 2019

September 27, 2019

Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2015 Todos los derechos reservados Partido Social Patagónico